/local/docs-revistadonjuan/hombre-dj/ARTICULO-WEB-ARTICULOS_DJ_2015-16883084.html
REC Watches: Homenaje a los clásicos del automovilismo - Hombre DJ | Revista DONJUAN

Hombre DJ Modelos, Sexo, Moda y Estilo de Vida para Hombres - revistadonjuan.com

Homenaje a los clásicos del automovilismo

Homenaje a los clásicos del automovilismo
- Autor:

Hay algo especial en la resurreción de lo vintage. Por eso REC Watches convierte carros clásicos en piezas de relojería.

Hay muchos relojes inspirados en autos de alta gama. ¿Pero cuántas piezas de relojería ponen en su muñeca, literalmente, el carro de sus sueños? Para encontrarlas hay que buscar lejos de los Alpes suizos, pues los dos únicos suficientemente atrevidos –o locos– para coger autos clásicos como el Porsche 911 o el Mini Cooper Mark I, desbaratarlos, reciclarlos, convertirlos en pequeñas piezas y crear relojes que rescaten la personalidad única de estos íconos del automovilismo son Christian Felix Mygh y Jonathan Kampstrup, dos empresarios de Dinamarca.

“Christian y yo estamos fascinados con los relojes, pero queríamos ir más allá de solo un buen diseño”, dijo Jonathan en una entrevista para The Nordic Web. “Queríamos distinguirnos al inyectar a cada reloj de REC una cierta individualidad, una historia que contar”. Cuando fundaron REC Watches en 2014 querían que su marca fuera clásica y vintage sin tener que esperar 50 años. Por eso, decidieron hacer sus relojes con piezas recicladas de autos clásicos. Fue difícil, pero eventualmente hallaron a un coleccionista dispuesto a vender uno de los símbolos de la década de 1960, el icónico Mini Cooper: “Después de que le quitamos la pintura, encontramos una fabulosa pátina con óxido y rayones. Esto significaba que podíamos producir relojes exclusivos con imperfecciones distintivas y visibles”.

The Cooper, con dial hecho a partir de Mini Cooper S reciclados.

The Mark I, con dial hecho a partir de Mini Cooper Mark I reciclados.

De ese carro nacieron las dos primeras colecciones: The Cooper y Mark I. Los amantes del Mini, que fueron los primeros en comprar estas piezas, dijeron que el diseño del reloj honraba al automóvil: el Mark I posee un tablero elíptico, mientras que The Cooper tenía sobre su dial las distinguibles rayas del capó de los Mini.

Después del éxito que tuvieron esos dos primeros modelos, la marca se aventuró a capturar el espíritu de otros clásicos. Su siguiente proyecto fue el P-51, que hicieron con las piezas de antiguos Ford Mustang. La colección toma el nombre del avión de combate de la Segunda Guerra Mundial que le dio el nombre al pony car: el P-51 Mustang. Además, en sus mismos componentes, el reloj, le hace un homenaje a ese símbolo norteamericano: su “motor” es un mecanismo de movimiento automático fabricado por la marca japonesa Miyota, su corona imita el diseño de la tapa de gasolina del Ford Mustang GT350 y el indicador de la reserva de energía del reloj está inspirado en el indicador de gasolina del carro original.

The P-51, con dial hecho a partir de Ford Mustang reciclados.

Su proyecto más reciente fue el 901, una colección de relojes hechos con piezas de uno de los autos más estilizados del último siglo: el Porsche 911. Su parte posterior está inspirada en las llantas Otto Fuchs de los primeros modelos del carro y la caja imita las curvas de la carrocería del carro. Pero si su favorito no se encuentra en el catálogo de la marca, sea paciente: si REC Watches puede hacer tantos relojes como carros clásicos (y de tan buena calidad), su próximo proyecto seguramente le hará un homenaje a su modelo favorito.

The 901, con dial hecho a partir de Porsche 911 reciclados.

Chicas DJLo que más le gusta ver