/local/docs-revistadonjuan/historias/ARTICULO-WEB-ARTICULOS_DJ_2015-16885152.html
Entrevista con Yurio Toro, Alex Torres y Luis Araque, vocalistas del Grupo Niche - Historias | Revista DONJUAN

Historias Modelos, Sexo, Moda y Estilo de Vida para Hombres - revistadonjuan.com

El Grupo Niche: los embajadores de la salsa colombiana

El Grupo Niche: los embajadores de la salsa colombiana

Los vocalistas de este conjunto son los embajadores indiscutibles de la salsa colombiana y quienes cargan el legado del maestro Jairo Varela.

 No necesitan presentación. Los hits del Grupo Niche han sonado durante décadas tanto en las emisoras locales como en el Madison Square Garden, siempre con la misma energía en las voces, los timbales y los vientos. Todo gracias a los arreglos musicales del maestro Jairo Varela en canciones como Cali pachanguero, que son tan famosos como cualquier riff de rock. Y aunque su muerte en el 2012 marcó un antes y un después para la agrupación, ellos continúan. Hablamos con Yuri Toro, Alex Torres y Luis Araque, tres de los cantantes de Niche, para dar una mirada a esta agrupación que evangeliza al mundo con lo mejor de Colombia: la salsa.

¿Cuál fue la primera canción que escucharon de Niche?

Alex Torres: Es bien complicado. Escucho Niche desde muy niño, prácticamente desde que tengo uso de razón, así que la primera canción pudo ser Buenaventura y caney. Pero la primera que canté en una tarima fue Cali ají: tenía 13 años, tenía una orquesta que se llamaba Son Palenque y tocábamos en tarros y ollas con los compañeros del colegio.

Yuri Toro: Yo sí lo tengo bien presente. La edad no la recuerdo, tenía diez o doce años, pero la canción era Mi hijo y yo. Estaba yo en Quibdó, jugando en la calle con una rueda de motocicleta y en la esquina detrás de mi casa había una casa muy lujosa, donde tenían un equipo de sonido muy grande y ponían música muy fuerte. Esa canción me enamoró, con los arreglos y la voz de Javier Vásquez. Es de las más bonitas.

Luis Araque: La mía fue Buenaventura y caney, a los cinco años, en las verbenas de mi pueblo: cerraban una cuadra, ponían música y los vecinos salían a bailar.

¿Y tuvieron la oportunidad de conocer al maestro Jairo Varela?

A. T.: Sí. Yo hice parte de un proyecto de una orquesta que se llamó Palma del Barrio, que era dirigida por los sobrinos de Jairo Varela. Obviamente, él tenía un control sobre el grupo y en alguna época, cuando era una orquesta juvenil, se conoció como las “inferiores” del Grupo Niche. La orquesta ensayaba en Estudios Niche, en la Quinta con 39. Me tocó disfrutar las grabaciones, ver a Douglas Guevara –el timbalero emblemático del grupo– y al maestro Jairo Varela dirigiendo esas grabaciones. Eso lo guardo en mi corazón.

Y. T.: Yo recuerdo la forma en la que él hablaba. Y la primera llamada que me hizo, después de una reunión en la que no se pudo concretar nada porque yo estaba haciendo mi carrera de Derecho y no quería dejarla por la mitad. Me llamó al celular y me dijo: “Aló, ve, ¿vos tenés visa?”. Y yo digo: “Sí, yo tengo visa”, pero yo ni siquiera sabía con quién hablaba. “Muy bien, pa’ que se la mandés a Yanila y te saquen todos los papeles de artista”. Y yo: “¿Pero cómo así?”. “Sí, para que comencés en un mesecito”. “¿Pero con quién estoy hablando?”. Y cuando me dice “¡Pues hablás con Jairo Varela!” ahí sí me llegaron todos los nervios. El maestro era así: él partía de la base de que tú sabías quién era el que te estaba hablando. La calma con la que te miraba ese señor… ¡Era una leyenda!

¿Cuál ha sido la presentación más emotiva que han dado?

L. A.: Son varias. Cuando vamos a México y cantamos Mi pueblo natal, la gente llora. También cuando vamos a Europa, porque es gente que lleva veinte años sin ir al país y ver a su familia. Nos sienten como un pedacito de Colombia.

Y. T.: Para mí fue la del Día Nacional de la Salsa, en Puerto Rico. Fuimos a representar la salsa... colombiana y ver cómo los puertorriqueños compartían con nosotros la emoción de la salsa... Fue majestuoso. Otra ocasión que recuerdo fue una en el Madison Square Garden, con el Gran Combo de Puerto Rico. ¡Imaginate! De hecho, Elvis [Magno] y yo nos inventamos un dicho: cada vez que tenemos un show decimos para motivarnos: “Como en el Madison”. Esa noche siempre será maravillosa.

¿Cuál ha sido el momento que más los ha marcado en la agrupación?

Y. T.: Estábamos en Madrid. Douglas Guevara, quien fue por muchos años el timbalero del Grupo Niche, estaba enfermo y Yanila Varela [la hija de Jairo Varela] estaba muy pendiente de él. Nosotros nos acabábamos de sentar en un lugar que nos gusta mucho cuando vamos a Madrid, un rodizio, cuando Yanila mandó el mensaje: “Muchachos, Douglas acaba de morir”. Esa noche, el show se lo dedicamos a él. Douglas siempre hacía un solo en Cali pachanguero y decidimos que en ese espacio íbamos a hacer una especie de silencio como si él estuviese haciendo su solo ahí. Yo en la tarima rompí en llanto.

¿Alguna canción en especial que disfruten mucho cantar?

Y. T.: Enamorada, que fue la primera canción que yo grabé con el Grupo Niche. Pero va a salir la nueva producción, donde hay dos canciones que yo interpreto, que me tocaron muchísimo el corazón y que estoy seguro de que a la gente le van a encantar. Es nuevo material y es muy especial porque es el primer álbum en el que no va a haber canciones del maestro Jairo Varela. Nuestro director, el maestro José Aguirre, hizo un muy buen trabajo que camina con el tiempo y el sonido de Niche. Va a dar mucho de qué hablar y sé que nos va a ir muy bien.

¿Cómo funciona la dinámica entre ustedes, los cuatro cantantes de la banda?

A. T.: Va a sonar a frase de cajón, pero somos una familia. Para todos, el Grupo Niche es nuestra segunda familia.

Chicas DJLo que más le gusta ver