/local/docs-revistadonjuan/buena-vida/ARTICULO-WEB-ARTICULOS_DJ_2015-16885112.html
Restaurante Llorente - Buena Vida | Revista DONJUAN

Buena Vida Modelos, Sexo, Moda y Estilo de Vida para Hombres - revistadonjuan.com

Llorente

Llorente

Un bar-restaurante con el claro objetivo de ser clásico.

Llorente es un bar-restaurante bien marcado. Y eso significa, sencillamente, que en su primer piso hay un bar muy bonito y en su segundo piso habita un restaurante bien puesto. Todo bien separado. Todo bien definido.

Pero eso, por supuesto, no necesariamente significa que en el bar no se pueda comer y que en el restaurante no se pueda beber; así todo esté en un lugar independiente. Subamos, entonces, al segundo piso, que es lo que compete a esta columna: los fogones y los calderos.

Entremos, pues, a un lugar clásico, de sillones de cuero y vajilla formal, con una carta de autor que alcanza ciertos picos altos y algunos –los menos– llanos. Pero como a mí solo me gusta recomendar los platos que hacen agua a la boca –para eso es esta columna–, quiero hablar de un par de preparaciones por las que bien vale la pena volver.
La primera es un dueto de entradas de campeonato: los raviolis negros –coloreados así gracias a la tinta de calamar– que vienen crocantes (me atrevería a decir que son fritos) y rellenos de cangrejo, un cremoso de suero costeño y alioli (mayonesa de ajo). ¡Muy buenos!

De Baudilia para el pueblo. 

Del mar al aljibe. 

 Y por otro lado, por la calidad del producto, las vieras (esos moluscos de punto y sabor exquisitos) gratinadas con parmesano y limón al gusto. De sus platos fuertes, otro dueto imprescindible: un arroz caldoso con tomate y con las judías del edamame (la vaina de la soja que sirven cocinada los orientales), coronado por unos langostinos en su punto y unos cubos de corvina ídem. ¡Platazo!

Mariscos al caldo rojo. 

Vieiras al gratín.

 

Moca chapetona. 

Y la panceta (conocida como el pork belly) confitada por 24 horas y servida sobre un hummus (que es el popular puré de garbanzos árabe), hierbabuena y unos pellizcos de chicharrón a la colombiana. Llorente es un bar-restaurante con el claro objetivo de ser clásico. Su ambiente formal y su comida bien ejecutada, así lo pretenden. Creo que vale la pena volver para probar muchas otras cosas de esa carta que le da a este restaurante ese carácter atemporal. Hay días en que uno, simplemente, quiere comer así.

Llorente carrera 9 # 69-07 Quinta Camacho. 

Chicas DJLo que más le gusta ver